¿Este auto es rápido, es rendidor? El tamaño del motor no es lo que más importa...
Estas características no son excluyentes


Existen un par de dichos populares sobre los autos que seguramente has escuchado: “Ese auto tiene motor chico, entonces gasta menos” y “Ese auto tiene el tremendo motor, es súper potente”. Si bien estos razonamientos tienen su raíz en hechos ciertos, no siempre son verdad y te vamos a explicar en que debes fijarte realmente para lograr el balance entre potencia y rendimiento.

Potencia: Los caballos de fuerza

Caballos de Juguete Que tan rápido responde un auto al acelerarlo, que tan fácil sube las cuestas y que tanta velocidad alcanza depende de la potencia del auto. Para los automóviles y otras máquinas, esta se suele medir en caballos de fuerza.

En realidad el horsepower (término original en inglés, se abrevia hp) fue acuñado el siglo dieciocho y fue ampliamente difundido por el ingeniero escocés James Watt (si, los Watts de la ampolleta son en referencia a él) quién fabricaba y vendía máquinas de vapor. Caballo de fuerza Como sus clientes reemplazan caballos por estas nuevas máquinas, la idea era hacer la equivalencia de cuantos caballos reemplazaban cada modelo de máquina. Entonces Watt definió el horsepower como la potencia que hace un caballo al girar una rueda de molino de 180 libras de peso a razón de 2,4 vueltas por minuto, como en la ilustración. El término se usa hasta el día de hoy para denominar la potencia que entregan los motores de vehículos y otras máquinas.

Volumen útil Por su lado, el tamaño de los motores de los automóviles se designa por el volumen útil de sus cilindros, que es cuanto aire con bencina pulverizada les entra en la admisión, el volumen amarillo del dibujo. Así un motor 1.0 tiene un volumen útil de 1 litro entre todos sus cilindros.
Gracias a las mejoras de diseño, los motores son cada vez más potentes para la misma cilindrada. Las mejoras de diseño se basan en cambios en la geometría del motor, en que momento lanza la chispa y que tan denso es el pulverizado de bencina con aire que ingresa. En los autos modernos, las 2 últimas las decide el computador del auto. Por esta razón, para un mismo motor, se puede programar el computador para que el motor entregue más potencia, o sea, aumentar los caballos de fuerza. Sólo que al aumentar la potencia por “software”, se va a perder rendimiento y a su vez aumentan las emisiones.

A esto se debió el escándalo de Volkswagen en el 2015 en que renunció su director ejecutivo. Por ejemplo, veamos los motores de la Volkswagen Amarok entre el 2010 y 2012:

Modelo Motor Años Cilindrada Potencia
2.0 TDI (CR) DPF 2010 - 2011 1,968 litros 121 hp
2.0 TDI (CR) DPF 2012 - 1,968 litros 138 hp

Al mismo motor le aumentaron la potencia en 17 hp. Esto hace que baje su rendimiento y contamine más. Para pasar las pruebas de emisiones en Estados Unidos, hicieron que el computador de la camioneta se diera cuenta que estaba haciendo la prueba, ya que las hacían en un banco de manera similar a la revisión técnica. Así durante la prueba se comportaba como motor de 121 hp y el resto del tiempo como motor de 138 hp.

Potencia y rendimiento

Acabamos de explicar que la potencia del motor no lo da su cilindrada, sino que los caballos de fuerza que entrega. Si bien entre más potente el motor, se espera que consuma más combustible, falta considerar el tamaño, peso y uso del automóvil para determinar el más adecuado. Por ejemplo tenemos el Peugeot Nuevo 308 en 2 versiones de motor diésel:

Versión 1.6 Blue HDI GT 2.0 Blue HDI
Cilindrada (cc) 1600 2000
potencia (hp) 120 180
Rendimiento carretera (km/l) 27,0 25,7
Rendimiento ciudad (km/l) 19,4 20,5

Como era de esperarse, el motor de menos potencia tiene mejor rendimiento en carretera. Lo que llama la atención es que el motor más potente, el 2.0 rinda más en ciudad. Esto se debe a que en la ciudad el manejo es parando en los semáforos, en los tacos y en otras múltiples oportunidades. Cada vez que se detiene el auto, el motor tiene que hacer un gran esfuerzo hasta alcanzar velocidad nuevamente, sobre todo si el motor es pequeño. Es por esto que hasta cierto límite, para la ciudad un motor más potente tiende a ser más eficiente.

Así que en la elección de tu auto, en lugar de la cilindrada considera los caballos de fuerza y el rendimiento que te convenga entre carretera o ciudad. En Autobook puedes revisar los caballos de fuerza y el rendimiento de tu auto y del auto que deseas en Mi auto ideal https://www.autobook.cl/mi-auto-ideal.
Fecha publicación: 20-01-2017 (19:36)
Publicado por: Autobook Chile.
Etiquetas(3)

potenciarendimientocomparar auto

Compartir